STYLE: FARMHOUSE?

¡Buenas tardes y bienvenidos una semana más a nuestro blog de la empresa!

Como ya sabéis andamos algo desbordados con el trabajo, y se hace complicado a veces comunicarnos con vosotros en la web…Pero después de los últimos estilos de proyectos que hemos diseñado, teníamos que publicar un post sobre esto: el estilo «farmhouse» ¿Preparados? ¡Allá vamos!

¿Qué es una casa «Farm»? Una casa elegante pero dulce, hogareña, cálida y fresca. Con una clara inspiración en las casas de campo, pero llevado a un ambiente moderno.

Para empezar, debemos aprovechar las paredes del salón o zona de estar (en concreto el punto del sofá principal), para colocar algún mural con cuadros y fotos; o incluso con un espejo o alguna carpintería bonita. La idea es enmarcar la zona-centro del sofá, acentuarlo más, y darle un toque cálido, «un sabor a hogar»…Se trata de completar su apariencia y darle un aire rústico.

¿Siguiente toque? ¡La madera! En especial las puertas, de estilo corredera o portón de cuadra. Sí sí, aunque os suene raro, la idea es ubicar una puerta gruesa, algo tosca, pura y noble, que parezca recién cortada, es decir, con un claro estilo rústico y natural. Si lo añades a una combinación más moderna conseguirás un cierto aire chic e industrial.

Para los más elegantes, podéis pintarlas, no tienen por qué quedar al natural, siempre podéis aplicar un barniz diferente o un color, como en el ejemplo que os dejamos ahora. Puedes incluirlas como divisoras de ambientes: salón/comedor , habitación/vestidor, cocina/sala de estar…etc.

*Las imágenes no son de nuestra propiedad son ilustrativas para este post*

Otro punto importante son las flores (los centros o arreglos florales) Aportan belleza y alegría en cualquier sitio, pero para mayor elegancia y frescura recomendamos los tonos neutros, o tonos suaves como un pastel, para una sensación de calma. Y tranquilos los alérgicos, no hay nada más rústico y con un toque vintage, que unas flores secas o unos tallos con algodón. ¡Ideales para esa época!


Textura, color e iluminación…¿Con qué? ¡Con las lámparas! ¡Y mejor tipo candelabros! Son todo un it en este estilo deco, dan una luz sencilla, romántica, y discreta. En estos interiores siempre son mejores los puntos de luz, que un espacio demasiado iluminado con focos, por ejemplo. Aprovechad los apliques, lámparas de pie, e incluso de mesa. Pero siempre mejor una luz indirecta.

La madera, obviamente, como os decíamos es fundamental, pero al contrario de lo que pensaréis es mejor en pequeña medida. Por ejemplo, en muebles, en las paredes, en las carpinterías e incluso en decoración. Pero no hace falta que hagáis una cabaña de madera de suelo a techo.

Y para alegrar la estancia aprovechad los tonos pastel, ellos dan frescor y enfatizan más la idea. Traen un clásico toque dulce y atractivo, y resultan colores muy relajantes…Una frescura clásica e ideal para una habitación o tu zona de estar. Fijaos en esta inspiradora imagen…¿Da gusto solo verla, verdad?

Otro indispensable son las alfombras con animal prints, preferiblemente el de vaca, y también las de pelo, pero por supuesto (para los amantes de los animales como nosotros) os las recomendamos sintéticas, pues a día de hoy hay grandes imitaciones. Aportan una gota de lujo, agradable y atractivo a la vista, da una chispa de glamour y de sobriedad al ambiente. Estas dos son un buen ejemplo de ello…

Los papeles pintados o patrones, estampados y demás, bien en tus cortinas o bien en tus cojines, son un buen complemento para este estilo «farmhouse». Así como los jarrones, botijos, barriles, y varios elementos decorativos, que pueden ser ideales como auxiliares o como soporte para unas flores.

No tienes que aventurarte demasiado en los estampados o dibujos, pueden ser sutiles y elegantes, incluso en tonos neutros. Son geniales para aderezar una zona demasiado fría; y si no atreves, puedes ponerlo en una pared frontal por ejemplo, como la del cabecero de la cama.

Si las formas geométricas te saturan te recomendamos una inspiración «animal» e incluso floral, o abstracta.

¿Qué os parece? ¿Preferís un estilo minimalista lleno de blancos? ¿O os atrae la idea de un café caliente en el sofá, mientras miráis unas flores, la chimenea, una encimera de mármol, y un ligero estampado?

¡Para gustos, colores!

Publicado en blog.