LLEGÓ EL VERANO Y EL TRABAJO CONTINÚA!

¡Buenos días a todos, y bienvenidos una vez más a nuestro blog!

Tenéis que perdonar que últimamente no tengamos tanto tiempo para escribir estos párrafos, pues como ya sabéis en estas épocas de primavera y verano es cuando más densidad de trabajo hay, principalmente por el tiempo, y eso hace que estemos algo más ocupados de lo que ya es habitual.

Pero hoy aprovechamos para pasar por estas páginas, saludaros y dejaros algunas imágenes de nuestras obras, para que aquellos que nunca se hayan visto envueltos en alguna, vean cómo son los previos, así como algunos resultados «dulces» como los de la inspiradora foto de portada que lleva este post, un caramelo rosa…

Nuevamente recordaros que no podemos mostraros por «protocolo» las imágenes de intervenciones relativas a empresas, por tanto lo que intentamos con estas fotografías en el blog es acercaros la parte más conocida de estas intervenciones con particulares, para haceros llegar los rasgos más típicos de las reformas, esperando así que conozcáis un poco más el proceso, ya que a veces son algo «temidas» por éstos.

Muchas veces los clientes particulares nos consultan qué es lo que abarca nuestro trabajo, tanto con ellos como con las empresas. Aprovecharemos para explicároslo ahora en unas líneas…

Normalmente en los trabajos con empresas se suelen realizar proyectos para determinados inmuebles, así como posteriormente su control, ejecución y dirección de obra. E incluso en algunas ocasiones, aunque el diseño se haya realizado por otra vía, es nuestra empresa la que nuevamente se encarga de su control y dirección en obra, velando porque todo cumpla las normativas, diseño y directrices del proyecto original.

Así mismo, en muchas ocasiones nos vemos envueltos en grandes servicios de control y mantenimiento para preservar una superficie (como clínicas o residencias) y garantizar así su correcto funcionamiento, e incluso revalorizar el activo.

Otra de nuestras funciones reside como decíamos en los proyectos, el diseño y la distribución de un espacio, el cual se realiza tanto en el ámbito de empresa como en el del particular, aunque bien es cierto, el trabajo de interiorismo se suele ampliar mucho más en las obras para particulares.

Dicho esto, en las intervenciones se pueden distinguir varios tipos de obras; las obras nuevas (de inicio), las reformas (para mejorar o actualizar el estado actual de un inmueble), las rehabilitaciones (remodelando y adecuando el inmueble para su conservación o actividad) y las que tienen origen en un trabajo de mantenimiento continuo de instalaciones (cuidando el activo y manteniéndolo siempre a punto)

Además de esto, y ya para finalizar, nos encargamos de suministrar a empresas, y posteriormente controlar, algunos servicios auxiliares como la limpieza, la jardinería o la seguridad, entre otros…

Y todo ello, es lo que nos define como una empresa MULTISERVICES, en la cual podrás encontrar casi todo lo relacionado con el mundo de la construcción, del diseño, arquitectura, y del mantenimiento.

Un placer como siempre dirigirnos a vosotros, un saludo.

Nos leemos…

Publicado en blog.