EL ARTE DE MIES VAN DER ROHE

Mies Van Der Rohe (1886-1969) ha dejado una gran obra arquitectónica, una arquitectura moderna marcada por la claridad y las pocas explicaciones, pero sin duda, unas obras pensadas con una elevada calidad para esos desafíos arquitectónicos.

Podría decirse que hay dos etapas para el diseño en su vida, pues hasta los años 30 ocupó un hueco importante en la arquitectura alemana, mientras que a finales de los años 30 ocupó otra ciudad al otro lado del atlántico, Chicago. Pero para entonces ya era un arquitecto famoso, la estrella de una arquitectura moderna y de una Europa vanguardista.

Ya con tan solo 20 años se dice que consiguió su primer encargo, para un catedrático de filosofía, construirle una casa, y esto le abriría casualmente las puertas a un nuevo mundo a nivel social, pero también intelectual…

Y así, en 1906 surge la «Casa Riehl», un estilo sencillo y práctico, todos los interiores estaban distribuidos en torno al hall central. Aquí, siendo un joven autónomo, dejó demostrado que controlaba y dominaba todas las fases de un proyecto, desde su diseño, hasta su construcción y acabado.

 

El siguiente en la lista que destacaremos (aunque por supuesto habrá muchos de los que no lleguemos a hablar) es la exposición «La vivienda» , en Alemania. La Deutsche Werkbund planeó en 1925 la realización de una exposición de la construcción, patrocinada por la ciudad de Stuttgart, sobre el tema de «la vivienda», y a Mies Van Der Rohe le fue encargada la dirección artística, y su cometido fue elaborar un plan de edificación, y así, alrededor de un monte, dibujó varios edificios cúbicos a modo de terrazas. Una especie de composición orgánico de una serie de inmuebles que comparten terrazas. Sufrió algunos cambios, pero cuando se presentó en 1927 se mantuvo mucho en relación a los planos iniciales. Aunque para vuestra sorpresa, algunos críticos aprovecharon su geometría desnuda, las cubiertas planas, y la ausencia de color, para describirlo como un pueblo árabe o un cuartel, y obviamente en tono despectivo.

Mies diseñó en estos edificios, para uno de los pisos piloto, la conocida y famosa silla MR, que se convertiría en un clásico para el Movimiento Moderno.

¿Sabéis que a pesar de ser un arquitecto de éxito y de muchos como él haber diseñado su propia casa, Mies vivió durante muchos años en un hotel de Chicago?

Y continuamos con las «Casas Lange y Esters» donde conectó el ritmo arquitectónico de las casas con vistas exteriores y los espacios limítrofes. Con jardines, grandes ventanales, y los accesos a las terrazas, se logró una intensa comunicación, las casas eran edificios de mampostería de ladrillo compuestos por varios cubos entrelazados.

El siguiente lo destacaremos ya que es una construcción de nuestra tierra, el «Pabellón de Alemania», pero en BCN. En la Expo universal de Barcelona construyó el pabellón de Alemania, a pesar de que las condiciones económicas fueran bastante inseguras y el plazo de tiempo era muy corto. Pasará a ser una de las obras fundamentales de Mies.

«La casa Farnsworth» creo que es de las primeras que recordamos todos de la carrera, una vivienda unifamiliar ubicada en Illinois. De acero y vidrio, es una muestra de la sencillez arquitectónica de Mies y de su perfección en los detalles constructivos. Sobre pilotes y de una única planta se abre al exterior con sus enormes cristaleras, no apta para pudorosos…Pero a día de hoy es propiedad de una organización para la preservación de la cultura.

Por supuesto no podíamos dejar de hablar del «Seagram Building» una torre de oficinas en el centro de Manhattan. Sede central de la corporación Seagram, 157m de altura y casi 40 pisos, fue construído entre el 1954 y el 1958, y es todo un símbolo del mundo industrial contemporáneo. Sin duda un reflejo del famoso lema de Mies, «menos es más».

Y por último, dado que no podemos extendernos mucho más, pues nos llevaría decenas de hojas hablar de estos artistas, destacamos, la «Neue Nationalgalerie» (Berlín) Casualmente la última obra de Mies Van Der Rohe, y primera, y última obra, en la ciudad natal del alemán, en Berlín, y sin duda fue la consagración de sus líneas de diseño.

Y sin entreteneros más con los arquitectos famosos de nuestros tiempos, nos despedimos de vosotros y os deseamos un buen festivo de las letras gallegas, en honor a nuestra tierra.

Publicado en blog.